¿Son los esports un deporte?

¿Los esports un deporte? A lo largo de los siglos, las multitudes se han reunido para ver eventos deportivos. La emoción de poder ver competir a los mejores atletas del mundo no es comparable a nada.

Definimos el deporte como “una actividad física, ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento, la habilidad en la cual un individuo o un equipo compite contra otro u otros por entretenimiento y sujeción a normas” según la RAE.

Los esports tienen cada uno de estos puntos. Son juegos competitivos, donde las habilidades del jugador deben incluir una increíble coordinación y precisión mano-ojo. Ser extremadamente competitivo contra el equipo contrario y ser un jugador de equipo es clave. El descanso y una buena alimentación también son fundamentales para el éxito.

Entonces, ¿porqué no son los esports considerados un deporte?

Los eventos de esports están llenando estadios de todo el mundo, cada vez más grandes. La final del Campeonato del Mundo de League of Legends que se llevó a cabo en el Estadio Nacional de Beijing, que podía albergar hasta 91.000 personas.

Los esports se han convertido en una industria mainstream, atrayendo inversiones de grandes compañías, dueños de equipos deportivos y firmas de capital de riesgo. Son competiciones que se realizan frente a audiencias en vivo y en Internet, donde potencialmente pueden ser vistos por millones de espectadores en vivo.

La industria de los esports es el segmento de mayor crecimiento entre los sectores de deportes y videojuegos. Los ingresos de la industria superaron los $696 millones en 2017, un aumento del 41,3% en comparación con 2016. Para el 2020, se espera que los ingresos globales alcancen prácticamente los $1.500 millones.

ingresos esports

Los atletas de esports realizan hasta 400 movimientos en el teclado y ratón por minuto, cuatro veces más que una persona corriente. Todo es asimétrico, ambas manos se mueven al mismo tiempo y varias partes del cerebro también se usan al mismo tiempo. Además de las habilidades motoras requeridas, los juegos requieren un alto grado de comprensión táctica para que un atleta derrote a su oponente.

Además, los equipos deben tener cuidado de que sus jugadores no se lesionen. Sentarse en un escritorio todo el día puede ser perjudicial para su postura y muchos jugadores sufren lesiones en el túnel carpiano, un doloroso trastorno de la muñeca y la mano, que afecta su capacidad para jugar.

Debido a su formato competitivo increíblemente grande, la tensión física y el conjunto de habilidades requeridas, jugar en los esports es tanto un deporte como jugar un partido de fútbol. Los esports un deporte como otro cualquiera.